Ahorra tiempo y dinero al pasar la ITV

Ahorra tiempo y dinero al pasar la ITV

Revisión Previa ITV. Todos tenemos algún amigo que ha tenido ‘problemas’ para pasar la revisión obligatoria de su coche. El descuido en las condiciones en la que llevas el vehículo a la revisión puede provocar que no la pases, simplemente con tener dos bombillas fundidas y el depósito del líquido del parabrisas vacío, pueden echarte para atrás, con el perjuicio económico y de tiempo que te causa.

La ITV es la Inspección Técnica de Vehículos, un mecanismo de la DGT para tener controlado que todos los vehículos de su parque cumplen las condiciones de seguridad y respeto al medioambiente, y para ello hacen pasar una revisión a todo vehículo que cumple cuatro años. Desde los cuatro a los diez años debes pasarla cada dos años y a partir de los diez años de antigüedad del vehículo, pasa a ser anual.

Esto es para turismos, para vehículos comerciales (debido a su teórico mayor esfuerzo en el trabajo) nos encontramos condiciones más duras, con revisiones cada año e incluso cada seis meses.

En el proceso de revisión de la ITV, los fallos encontrados en el vehículo se dividen en tres, fallos leves, graves o muy graves. Se computan tres fallos leves como uno grave. Con un fallo grave no pasarás la revisión ni con tres leves, que es lo mismo, por lo que deberás estar muy atento a estos fallitos leves, que te pueden hacer perder tiempo y si no los solucionas rápido, también dinero.

Revisión Previa ITV. La Burocracia

Para no tener que volver a pasar la revisión, lo mejor será que comprobemos el estado de estas cosas antes de ir a pasar la revisión, y la primera por la que debemos empezar es la documentación del coche. A día de hoy, cuando reservas una cita para pasar la revisión, te recuerdan que también se revisará el seguro del vehículo, por lo que hay que tenerlo al día de pago y llevar el correspondiente recibo de haberlo abonado.

Con el nuevo decreto regulador que entrará en vigor en un par de meses, también será obligatorio llevar el recibo del Impuesto de Circulación, para comprobar también que estás al corriente de pagos. Además de esto, con llevar en orden la Ficha Técnica del vehículo, se completo la parte de los papeles.

Revisión Previa ITV. Prueba ‘Estática’

Una vez pasas los trámites empezarán con una serie de pruebas con el coche en parado. Una de las primeras cosas que revisan en algunas estaciones de ITV es el número de bastidor, que debe coincidir con el que está en la ficha técnica del vehículo. Si tienes un modelo de vehículo raro con el número de bastidor en un lugar poco común, sería un detalle que se lo indicases al operario para ahorrarle tiempo y poner un poco de tu parte…

Después de esto, el operario siempre tiende a fijar su atención en los neumáticos, que es uno de los elementos que más problemas da para pasar la revisión. El mal estado de la cubierta, la disparidad de marcas en ruedas que comparten el mismo eje, el desgaste excesivo del dibujo, unas medidas incorrectas, el sentido de giro incorrecto….

Revisión Previa ITV. Todos tenemos algún amigo que ha tenido 'problemas' para pasar la revisión obligatoria de su coche. El descuido en las condiciones en la que llevas el vehículo a la revisión puede provocar que no la pases, simplemente con tener dos bombillas fundidas y el depósito del líquido del parabrisas vacío, pueden echarte para atrás, con el perjuicio económico y de tiempo que te causa.

Son mucho los fallos que levantan los neumáticos, por ello, además de una comprobación visual, lo mejor es llevarlos al taller y que los revisen a conciencia, porque lógicamente y como pregonamos continuamente en este Blog, los neumáticos son uno de los elementos más importantes en la seguridad de tu vehículo.

También revisan el estado de pieza como el parachoques, el paso de rueda o los faldones delanteros y traseros. Estas piezas deben estar bien sujetas y firmes, de lo contrario al descolgarse pueden ser un problema de seguridad en conducción. Asegúrate del buen estado de las cogidas y agítalos ligeramente para comprobar que están bien fijados.

Las lunas con fracturas o ‘chinazos’ también son objeto de fallo leve. Revisa que estén todos en condiciones y cambia alguno si lo necesita porque de todas maneras tendrás que cambiarlo después de la revisión. Cuando la ITV te deja pasar con fallos leves, puedes ser multado si la Policía te para y revisa los fallos de la revisión y que aún no los hayas reparado.

Después comprueban cosas más mecánicas como el depósito del líquido limpia parabrisas, los anclajes y los cinturones de seguridad, el claxon, los elevalunas, las manecillas de apertura de todas las puertas… Cualquier fallo en cualquiera de estos elementos sumará un fallo leve.

Revisión Previa ITV. Con el motor arrancado

Una vez que te piden arrancar el motor pasamos a otra fase. Entonces lo primero que revisan es la emisión de gases. Es un punto importante y un fallo en este paso te hace no pasar la revisión. No es un elemento que puedas controlar tú mismo, por lo que si tienes alguna duda, lo mejor es llevarlo al taller y que hagan ellos la medición para comprobar que todo está bien.

Esto es fundamental sobre todo en coches de más antigüedad, ya que los más modernos cada vez vienen con más sistemas de control de emisión de estos gases y cualquier fallo salta rápidamente en el cuadro de mandos, como puedes comprobar en esta serie de posts ya publicados.

Y después, otro de los pasos que más fallos generan, el alumbrado. Ya no solo es tener todas las luces funcionando correctamente, algo que puedes comprobar tú mismo visualmente, si no que también miden las alturas de las luces. Te recomendamos que vayas al taller a que revisen la altura, ya que es un elemento que fácilmente se puede descuadrar.

Revisión Previa ITV. Mecánica

Después te harán avanzar hasta un foso y el operario revisará la parte baja de tu vehículo. Aquí revisan problemas estructurales como los agarres del motor al chasis y las piezas de la suspensión. Una vez pases esto te harán poner el vehículo sobre unos rodillos.

En esta fase se revisan los sistemas de frenado y amortiguación, para lo que será fundamental tener los neumáticos a la presión correcta para no alterar los datos que toma la máquina.

Con los frenos, lo más importante es que estén equilibrados. Si al pisar el freno suavemente en punto muerto y soltando el volante el coche se desvía, tienes un problema de desequilibrio de frenada. Pasa por un taller antes de ir a la ITV. Haz lo mismo con el freno de mano, tirando una o dos muescas.

Por último, te recordamos que deberás incluir en la revisión la homologación de cualquier añadido que le hayas hecho al coche, como una bola de enganche, alerones, faldones….

Si tienes cualquier duda sobre el estado de tu vehículo o quieres pedirnos cita para que te hagamos una revisión completa y exhaustiva de tu vehículo, ponte en contacto con nosotros por cualquiera de estos medios y estaremos encantados de atenderte.

Revisión Previa ITV. F: Autocasión, AutoFácil, MotorPasión I: Ideal, Infotaller

PIDE PRESUPUESTO

Dinos las medidas de las ruedas y algunas preferencias, y te responderemos en menos de 24 horas.

PRESUPUESTO ONLINE
ÚLTIMAS ENTRADAS
LO MÁS POPULAR
CONTACTO

¿DUDAS?

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros mediante diferentes vías.

CONSULTA ONLINE
© Copyright UpLevel 2016