Consejos para conducir con lluvia

Consejos para conducir con lluvia

Consejos Conducir Lluvia. Hace poco hablábamos en nuestro blog sobre los cuidados del coche ante la lluvia, pero hoy nos entretenemos en proporcionar algunos consejos muy útiles sobre cómo conducir bajo la lluvia, las precauciones a tomar y los trucos que te facilitarán salir airoso de situaciones complicadas. Te diremos la manera correcta de proceder bajo el líquido elemento en asuntos tan importantes como la distancia de frenado, la iluminación, el acondicionamiento del interior del vehículo…

Hay dos elementos que se ven especialmente perjudicados los días lluviosos y donde hay que centrar gran parte de la atención: La visibilidad y el agarre de los neumáticos. Qué duda cabe que el primer y más importante consejo a este respecto es el buen estado de las cubiertas del coche y de todos los elementos que afectan a la visibilidad, como el perfecto estado de las lunas, la limpieza de las mismas por dentro, que funcionen todas las luces externas…

Hay que ser muy exhaustivo con estas comprobaciones previas antes de enfrentarse a un día de lluvia al volante, y más teniendo en cuenta que la DGT afirma que la lluvia es el fenómeno climático adverso que más accidentes de tráfico provoca y si lo piensas, no es nada rara la estampa de dos vehículos obturando el tráfico por una colisión en un día de lluvia o el típico vehículo que se ha salido en una curva.

MÁS LENTO

Después de las comprobaciones previas, la velocidad es sin duda el elemento clave con lluvia. Lógicamente, la adherencia de los neumáticos sobre el pavimento no es la misma sobre mojado y por ello, la DGT recomienda que en circulación bajo el líquido elemento se reduzca al menos un 10% sobre la velocidad habitual o recomendada. También hay que ser especialmente delicado en la conducción y evitar a toda costa volantazos, acelerones, frenazos o maniobras bruscas.

Además, hay que ser especialmente cauto cuando se producen las primeras lluvias después de un largo periodo sin hacerlo. El polvo acumulado en el pavimento al mezclarse con las primeras gotas de agua son especialmente deslizantes. Una vez que la lluvia ya haya caído unos diez minutos, se limpia la carretera y desaparece este peligro.

DEJE ESPACIO

La distancia de frenado del vehículo sobre mojado se multiplica y por ello hay que incrementar la distancia de seguridad respecto al vehículo que nos precede. En este caso, la recomendación de la DGT es dejar unos 3 segundos de distancia con el vehículo que va delante. Además con esta medida también evitamos el efecto spray, que es cuando cae sobre nuestro vehículo todo el agua que desalojan los neumáticos del coche de adelante.

Además del menor agarre de las ruedas, tenga en cuenta que el campo visual también se reduce drásticamente y reaccionaremos más tarde a cualquier elemento inesperado.

Consejos Conducir Lluvia. Hace poco hablábamos en nuestro blog sobre los cuidados del coche ante la lluvia, pero hoy nos entretenemos en proporcionar alguna consejos muy útiles sobre cómo conducir bajo la lluvia, las precauciones a tomar y los trucos que te facilitarán salir airoso de situaciones complicadas. Te diremos la manera correcta de proceder bajo el líquido elemento en asuntos tan importantes como la distancia de frenado, la iluminación, el acondicionamiento del interior del vehículo...

Consejos Conducir Lluvia. NO ES UN JUEGO. La visibilidad se reduce y el agarre de nuestros neumáticos desciende drásticamente.

EVITE EL BLANCO

Puede parecer banal, pero la pintura blanca que se utiliza para pintar las carreteras es tremendamente resbaladiza cuando llueve. Un paso continuado de nuestra rueda por alguna de estas líneas puede comprometer nuestra conducción. Especialmente dentro del núcleo urbano vigile los pasos de cebra.

EL ‘TRUCO DEL DETECTIVE’

Lo verá en los Grandes Premios de Fórmula 1, cuando bajo la lluvia el coche que va detrás sigue minuciosamente las huellas del que lleva delante. En nuestro caso no es mala idea hacerlo, no para ganar velocidad y adelantar como en las carreras, pero sí para ir más seguro. El paso de una rueda sobre el pavimento mojado desaloja por unos instantes gran parte del agua. Aprovechar ese mínimo espacio con menos agua que crea la rodadura del coche que nos precede, mejorará el agarre de nuestros neumáticos y nos evitará mayores problemas.

NO ES UN BARCO

Evite a toda costa cruzar agua en corriente con el vehículo, por muy pequeña que le parezca. Por no ser capaz de estimar la profundidad de estas corrientes de agua, puedes hundir demasiado tu vehículo y llegar a calar el motor. Además, en el caso de que corran con fuerza, pueden hacerte perder completamente el agarre a la carretera y arrastrarte.

Lo mismo ocurre con los charcos aislados, no sabemos que profundidad tienen. La recomendación de la DGT es cuando pases por encima de una masa de agua de estas características reduzcas mucho la velocidad para poder reaccionar ante cualquier problema imprevisto.

‘AQUAPLANING’… NO SE PONGA NERVIOSO

Casi todas estas medidas que hemos citado antes van encaminadas a evitar el ‘Aquaplaning’, el efecto de deslizamiento de los neumáticos cuando contactan con una capa de agua en lugar de hacerlo con el asfalto. Si no hemos podido evitarlo y nuestro coche lo hace, lo mejor es saber la mejor reacción que se debe tener al volante ante este inconveniente. Lo mejor que se puede hacer es reducir la velocidad y agarrar con fuerza y recto el volante de nuestro vehículo.

Si aún así seguimos sin tener el control del coche y comienza a deslizarse y bandear sobre la carretera, el consejo que nos da la DGT al respecto es no acelerar ni frenar y tratar de corregir, en la medida de lo posible, la dirección del vehículo a través de movimientos lo más suaves que puedas del volante.

DEMUESTRE QUE ‘TIENE LUCES’

Una vez repasados los consejos sobre conducción, hay que tener en cuenta también la visibilidad, un factor que se reduce considerablemente los días de mucha lluvia. Respecto a los elementos propios del coche, es fundamental tener bien conservados y revisados los limpia parabrisas y las lunas del coche bien limpias por dentro y por fuera. Lo mismo pasa con las luces, tenerlas todas a pleno rendimiento es un elemento que proporciona gran seguridad en nuestra conducción bajo la lluvia.

Y el tema de la iluminación y el alumbrado. Cuando llueve debemos encender las luces para ver mejor la carretera y también para que otros vehículos nos vean mejor. No dude en poner las luces cuando viaje bajo la lluvia, e incluso si la lluvia toma picos torrenciales, ponga las luces antiniebla para mejorar su visibilidad.

Esté especialmente atento a otros vehículos o elementos con menos iluminación y que suelen circular por el margen derecho, como son ciclistas, motoristas e incluso viandantes. Por ello es especialmente importante contar con todas las luces, a efectos que no le confundan por ejemplo con una moto, y no le den la distancia lateral adecuada.

Aquí le dejamos el vídeo de la DGT sobre estos consejos:

Consejos Conducir Lluvia. F: DGT, DGT, DGT, EuropaPress, CompramosTuCoche V: Youtube I: Motor.es, DGT

PIDE PRESUPUESTO

Dinos las medidas de las ruedas y algunas preferencias, y te responderemos en menos de 24 horas.

PRESUPUESTO ONLINE
ÚLTIMAS ENTRADAS
LO MÁS POPULAR
CONTACTO

¿DUDAS?

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros mediante diferentes vías.

CONSULTA ONLINE
© Copyright UpLevel 2016