Averías de coches provocadas por malas costumbres al volante

Averías de coches provocadas por malas costumbres al volante

Averías de Coches. Algunas rutinas o vicios de conducción provocan graves averías en los vehículos y si no quieres ser parte de ese tanto por ciento de conductores al que se le multiplican las averías por no tener planificada una ruta de mantenimiento, te conviene leer algunos consejos que pueden alargar la vida de tu vehículo. No pisar el embrague en un semáforo, no circular con el motor muy bajo de revoluciones… pequeños trucos que además de incrementar nuestra seguridad al volante, nos harán un favor también al bolsillo.

De todas las averías de coches que se produjeron el pasado año en nuestras fronteras hay una gran parte que pueden ser atribuibles al mal mantenimiento del vehículo. Dentro de esa gran parte, la más frecuente fue el fallo de la batería. Además de no revisar la carga de la batería, muchas veces se abusa de ella conectando la radio u otros aparatos eléctricos con el motor del coche apagado. Después de la baterías, las más frecuentes son averías de neumáticos y de la bomba de inyección.

Además de programar un mantenimiento periódico para nuestro vehículo y revisar todos los puntos que son susceptibles de provocar pequeñas averías, una buena educación al volante también alargará la vida de las piezas de nuestro vehículo. Con pequeñas variaciones se puede ganar mucho y desterrando vicios o costumbres instintivas, podemos reducir el desgaste de algunas piezas esenciales para la conducción y la seguridad en carretera:

ACELERAR EN FRÍO. Averías de Coches

Muchos conductores dan un gran acelerón nada más encender el coche, como para que entre en calor y el daño que provocan al sistema de lubricación es enorme. Cuando un motor está frío la mayor parte del aceite se depositaen el cárter. Cuando arrancamos, el propulsor necesita unos segundos para que el aceite inunde todo el circuito y, también, para que éste alcance una mayor temperatura, consiguiendo una mejor lubricación. Por todo ello, acelerar en exceso con el motor en frío provoca un mayor desgaste interno del motor.

Solución: Espera al menos diez segundos antes de comenzar a circular, y cuando lo hagas ve acelerando de manera gradual. En esos primeros instantes, nunca debes sobrepasar las 2.700 revoluciones por minuto en un motor Diesel y las 3.500 RPM en un gasolina.

PISAR EL EMBRAGUE EN UN SEMÁFORO. Averías de Coches

Es una mala costumbre mantener pisado el embrague aunque el automóvil esté parado. Aunque lo tengas pisado a fondo, siempre se produce un pequeño rozamiento en la parte interna del disco de embrague que acaba dando problemas. Lo mismo pasa con dejar el pie sobre el pedal mientras se está conduciendo, que es una costumbre muy extendida y produce los mismos daños o más que en la primera situación.

Solución: Descansar la pierna izquierda en los semáforos y solo usarla durante los cambios de marcha. Muchos coches tienes un sitio para apoyar el pie izquierdo mientras no se usa, aprovéchalo y cuida de tu disco de embrague.

NO MIRAR LOS NEUMÁTICOS. Averías de Coches

Muchas veces han llegado al taller usuarios con las ruedas literalmente destrozadas y solo en ese momento que le hemos mostrado el estado de sus neumáticos, se dan cuenta de cómo estaban circulando. Es un vicio común y peligroso. Ya no por el estado de las cubiertas, sino que si tampoco estamos pendientes de la presión, la lista de averías que puede provocar el mal estado de los neumáticos se multiplica. La conducción brusca o por terrenos no asfaltados también debe evitarse lo más posible.

Averías de Coches. Algunas rutinas o vicios de conducción provocan graves averías en los vehículos y si no quieres ser parte de ese tanto por ciento de conductores al que se le multiplican las averías por no tener planificada una ruta de mantenimiento, te conviene leer algunos consejos que pueden alargar la vida de tu vehículo. No pisar el embrague en un semáforo, no circular con el motor muy bajo de revoluciones... pequeños trucos que además de incrementar nuestra seguridad al volante, nos harán un favor también al bolsillo.

Averías de Coches. MEJOR PREVENIR. Esta es una de las consecuencias de no revisar los neumáticos. Si están muy gastados pueden reventar con cualquier pequeño trozo de metal en el asfalto.

Solución: Al menos una vez al mes debes revisar los neumáticos. Comprueba su estado, el de las caras externas y también el de las internas, para lo que debes girar el volante al máximo hacia un lado. Revisa que los cuatro lleven la presión adecuada, que la encontrarás en el manual del fabricante o en una chapa en la puerta del conductor. Te suelen dar un orquilla de presión según lleves el coche más o menos cargados, haz bien el cálculo y llénalas con minuciosidad.

Averías de Coches. F: Ro-des, Ocu, Autofácil, Autofácil I: Autocasión, DiarioMotor

PIDE PRESUPUESTO

Dinos las medidas de las ruedas y algunas preferencias, y te responderemos en menos de 24 horas.

PRESUPUESTO ONLINE
ÚLTIMAS ENTRADAS
LO MÁS POPULAR
CONTACTO

¿DUDAS?

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros mediante diferentes vías.

CONSULTA ONLINE
© Copyright UpLevel 2016